Dermatitis atópica y alimentación

 

La dermatitis atópica (DA) es una enfermedad inflamatoria de la piel que produce un picor intenso, enrojecimiento y pequeñas ampollas o vesículas sobre una piel muy seca. Es frecuente que aparezca en la cara, el tronco, los brazos y las piernas. La enfermedad combina episodios de brotes agudos que se alternan con etapas de mejoría a lo largo del tiempo.

¿Qué la produce?

La causa que la produce es desconocida. Parece generarse por una combinación de múltiples factores: genéticos, nutricionales, alérgicos, psicológicos… Además se ha observado una mayor susceptibilidad a desarrollar también renitis y asma.

La prevalencia de esta enfermedad parece estar incrementándose en los últimos años. Concretamente,  la incidencia se ha incrementado de un 200 aun 300% en las ultimas tres décadas. Se presenta principalmente en bebés durante el primer año de vida siendo la enfermedad inflamatoria de la piel más frecuente en niños de países desarrollados (afecta a uno de cada tres niños) En el 90% de los casos aparece antes de los cinco años pero puede aparecer a cualquier edad.

¿Existe un tratamiento dietético específico?

El papel de la dieta tanto en la causa como en el tratamiento de la enfermedad es controvertido.

Se han realizado múltiples estudios sobre este tema, probando diferentes dietas que pudieran ayudar a mejorar o incluso evitar los brotes pero los resultados obtenidos distan de ser satisfactorios y en ocasiones su interpretación es compleja. Sin embargo, sí se ha encontrado una cierta asociación entre la práctica de dietas restrictivas y la aparición de déficits nutricionales.

Los afectados con DA deben seguir una alimentación equilibrada y adecuada a su edad, sexo, actividad física al igual que los que carecen de dicha enfermedad. Es decir, una dieta con abundancia de alimentos de origen vegetal como: frutas, verduras, hortalizas, cereales integrales, legumbres y restricción de alimentos superfluos como: bollería, patatas fritas, chucherías, comida rápida…

Únicamente en el caso de padecer una alergia o intolerancia alimentaria diagnosticada se llevará a cabo una dieta específica que elimine o restrinja el consumo de dicho alimento o grupos de alimentos, pero se aconseja que sea bajo la supervisión de un dietista-nutricionista.

1 thought on “Dermatitis atópica y alimentación

  1. […] de estos cuidados, existen algunos alimentos que pueden empeorar la dermatitis atópica. Consúltalo con tu dermatólogo o con nuestro […]

Los comentarios están cerrados.