Cómo convivir con la dermatitis atópica

dermatitis atopica

Irritación, sequedad, picor, escozor… son algunos síntomas que sufren las personas con dermatitis atópica cuando aparece un nuevo brote en su piel. Sin duda alguna, la calidad de vida de quienes la padecen se ve, en ocasiones, mermada, en especial cuando sufren un brote fuerte. Su mejor arma es la prevención y eso solo se consigue cuidando diariamente la piel se tenga o no síntomas. Para su cuidado no vale usar cualquier cosmético, deben ser específicos, aquellos que ponen “para pieles atópicas”.

Gracias a ellos y a otras medidas que desde Farmacia Escrivà os vamos a contar se podrá convivir con la dermatitis atópica sin que afecte demasiado a la calidad de vida.

Dermatitis atópica y síntomas

La dermatitis atópica es una enfermedad de la piel que se caracteriza por la sequedad, por el enrojecimiento y por la inflamación de la misma. Además, aparecen descamaciones en forma de placas, así como un intenso picor o prurito. Aunque se da con más frecuencia en bebés y niños, también la pueden padecer adolescentes y adultos. De hecho, cada vez es más frecuente en la sociedad. No es contagiosa.

Una de las principales causas de su aparición es la predisposición genética. Si uno o ambos progenitores la sufren, existen muchas probabilidades de que sus hijos también la desarrollen. Otros motivos que favorecen su desarrollo son: factores ambientales, alteraciones inmunológicas, disfunción de la barrera epidérmica o alteraciones vasculares.

En cuanto a los síntomas más comunes, destacan:

  • Piel seca.
  • Presencia de picor, en especial por la noche. Puede llegar a ser muy intenso. Hay que tener cuidado con el rascado. Esto se debe porque se pueden hacer heridas e incluso infecciones. Por eso se recomienda que los bebés y los niños tengan las uñas cortas.
  • Inflamación y enrojecimiento de la piel.
  • Erosiones o pequeños bultos en la piel los cuales pueden liberar líquido al rascado.
  • En caso de eccema crónico, la piel puede parecer muy engrosada.

Tratamiento de la dermatitis atópica

Por desgracia, la dermatitis atópica no se cura. Esto significa que los tratamientos tendrán como objetivo tener bajo control los brotes, es decir, intentar prevenirlos y en caso de que aparezcan tratar de reducir el picor y aliviar el resto de síntomas. Cuando aparece un brote agudo, los dermatólogos prescribirán corticoides tópicos en crema, pomada o loción para aliviar rápidamente los síntomas. Este tratamiento se debe combinar con el uso de los emolientes para mantener la piel bien hidratada.

Importante: el dermatólogo elegirá el corticoide más adecuado en función de la edad, zona a tratar e intensidad del brote. Por tanto, evita automedicarte.

Pautas para mantener a raya la piel atópica

Si quieres mantener la dermatitis atópica controlada, te recomendamos seguir estas pautas.

  • Usar cremas emolientes. La piel debe estar hidratada en todo momento. Las cremas hidratantes ayudarán a regenerar la estructura de la piel. Se deben aplicar varias veces al día, sobre todo tras la ducha. Manteniendo la piel hidratada se conseguirá reducir el picor.
  • Duchas. Aunque el invierno nos invita a darnos largas duchas calentitas, cuando se tiene dermatitis atópica las duchas deben ser cortas y con agua templada. Asimismo, se debe usar un gel y un champú específicos para pieles atópicas. Tras la ducha, hay que secarse bien sin frotar.
  • Prendas 100% algodón. El algodón al igual que el lino son los mejores tejidos para las pieles atópicas. En cambio, olvídate de los tejidos sintéticos ya que irritarán tu piel favoreciendo la aparición de un nuevo brote o empeorando el que ya tienes. A la hora de lavar la ropa no utilices suavizante. Del mismo modo, deberás lavar toda la ropa nueva antes de ponértela.
  • Temperaturas suaves. En invierno la dermatitis atópica tiende a empeorar. Esto se debe porque con el frío la piel se reseca más. Además, permanecemos en ambientes secos debido al uso de la calefacción. Una forma de solucionar este problema es bajando un poco la calefacción y usar humidificadores en las habitaciones para evitar que el ambiente se reseque demasiado.
  • Huye del estrés. Las situaciones estresantes liberan sustancias inflamatorias favoreciendo así la aparición de un nuevo brote o que empeore la situación.

Además de estos cuidados, existen algunos alimentos que pueden empeorar la dermatitis atópica. Consúltalo con tu dermatólogo o con nuestro nutricionista.

En la Farmacia Escrivà podrás encontrar una amplia gama de cosméticos para el cuidado de las pieles atópicas. Algunas opciones son el jabón hidra-calm BABÉ, Letibalm Repair bálsamo corporal en tarrina o Letibalm Repair bálsamo corporal en tubo.

Más allá de estos productos, queremos destacar la gama Atopic Piel del Laboratorios OTC Ferrer, una línea con propiedades emolientes y altamente hidratante. Actuará reforzando la barrera cutánea a la vez que protege y previene los brotes. Ideal para el cuidado diario de la piel. En nuestra farmacia online podrás encontrar todo lo necesario para cuidar tu piel atópica: crema corporal extreme cuando tengas el brote, para tratar la piel de la cara, la crema facial, para utilizar en la ducha: gel de baño y champú capilar y la loción corporal para después de la ducha. Puedes aprovecharte de las promociones en forma de packs.

Atopic-piel

Para más información sobre estos u otros productos para el cuidado de las pieles atópicas, consúltanos.

Etiquetado ,,,,,